Jesús San José Hernández (Sanjo)

 

 

 

CONTENIDOS DEL TRABAJO

(Acceso directo a las secciones)

Introducción

FLAUTAS DE TRES AGUJEROS Y DE UNA SOLA MANO

LA FLAUTA MARAGATA (Chifla leonesa)

Características principales

Vigencia actual del instrumento

POSIBILIDADES MELÓDICAS

Análisis de la escala en la flauta maragata

Denominación de las notas y transcripción en partituras

Tabla de digitaciones con orificios enteros en modo de SOL (3ª mayor  (T - T - S)

Posibilidades de cromatización y afinación en modo de SOL

Tabla de digitaciones con orificios enteros en modo de RE (3ª menor (T - S - T)

Posibilidades de cromatización y afinación en modo de RE

Ejecución en diferentes modos musicales con la flauta en modo de SOL (3ª mayor)

        Modo Mayor, Menor armónico, LA natural

        Modos diatónicos: MI, RE, SOL, SI

        Modos cromatizados: MI, SOL, LA

Ejecución de diferentes modos musicales con la flauta en modo de RE (3ª menor)

        Modo Mayor, Menor armónico, LA natural

        Modos de: MI, RE, SOL, SI y MI cromatizado

Análisis comparativo entre las flautas maragatas con 3ª mayor y con 3ª menor

VALORACIÓN DE LOS RESULTADOS Y CONCLUSIONES FINALES

           Flautas utilizadas en el estudio

TABLA DE MEDIDAS PARA LOS DISTINTOS TIPOS DE FLAUTAS MARAGATAS

EQUIVALENCIAS DE LA ESCALA EN LOS DISTINTOS TONOS DE LA FLAUTA

MODELOS DE FLAUTAS MARAGATAS

BIBLIOGRAFÍA, DISCOGRAFÍA Y SITIOS DE INTERNET

 

 

 

 

 

Inicio de Página  Continuar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Página 1:

 

FLAUTAS DE TRES AGUJEROS Y DE UNA SOLA MANO

 

La flauta maragata (chifla leonesa) es el instrumento musical melódico más peculiar y característico de la provincia de León. Pertenece a la familia de las flautas de pico (aerófonos rectos cilíndricos de bisel y embocadura con aeroducto interno), y más concretamente al grupo de flautas de tres agujeros, mucho más primitivo y menos temperado que las flautas dulces actuales. La característica esencial de este tipo de flautas es que se tocan con una sola mano, y el mismo intérprete utiliza la otra para acompañarse con el tamboril, instrumento del que es prácticamente inseparable. Esto las relaciona con otras flautas que, aun teniendo más agujeros, se tocan también con una sola mano, como el flabiol.

De las flautas de tres agujeros se discute actualmente la posibilidad de antecedentes prehistóricos, a causa de ciertos restos arqueológicos aún poco claros. Lo que resulta indudable es que las referencias a este instrumento se hacen muy numerosas en gran parte de Europa durante la Edad Media y el Renacimiento (a partir del siglo XIII), tanto en la música popular como en la culta, y se conservan múltiples representaciones iconográficas en escultura y pintura.

En la actualidad perviven la flauta y el tamboril en la música tradicional de Inglaterra (tabor pipe), algunas zonas de Francia, como Provenza (galobet) y Gascuña (flabüta), y en gran parte de la Península Ibérica, donde se pueden definir varias zonas, siguiendo básicamente la obra de Alberto Jambrina y José Ramón Cid “La Gaita y el Tamboril”:

 

Franja Occidental: Su límite Norte se encuentra en algunos concejos de Asturias (Degaña, Cangas de Narcea), y comprende León (principalmente Bierzo y Maragatería), Zamora, Salamanca, Extremadura y llega por el Sur hasta Huelva, incluyendo en Portugal Tras-os-Montes y el Alentejo. En algunas de estas zonas se le llama Gaita (Salamanca, Extremadura), Chifla (León), Xipla (Asturias) o Pito. En Portugal, Pífaro.

Islas Canarias: Principalmente en Tenerife y El Hierro.

Zona Vasco-Navarra: donde recibe el nombre de Txistu (más evolucionado desde el punto de vista de la afinación). Ha dado origen a toda una familia instrumental, cuya versión más rústica es la Txirula.

Alto Aragón: donde el llamado Chiflo es acompañado del  Salterio o Chicotén.

Cataluña: A esta familia pertenece el Flabiol o Fobiol. Aunque suele tener ocho agujeros, se toca con una sola mano y acompañado del tamboril.

Islas Baleares: Existe el  Fobiol  y también el  Pito Ibicenco, ya de tres agujeros.

Núcleos aislados y restos esporádicos o referencias recientes: Cantabria, Palencia, Guadalajara, Soria, Burgos, La Rioja, ...

 

 

 

 

 

 

FLAUTAS DE TRES AGUJEROS EN ESPAÑA

 

 

 

 

 

 

 

FLAUTAS DE TRES AGUJEROS EN EUROPA

 

 

 

 

 

 

FLAUTAS DE TRES AGUJEROS EN HISPANOAMÉRICA

 

 

La flauta típica más utilizada en la provincia de León se parece mucho a las flautas de Zamora y Tras-os-Montes, aunque el tipo más conocido de la Franja Occidental es la Gaita Charra, de Salamanca, extendida también por Extremadura (muy similar es la Gaita Hurdana). En Huelva y Sevilla se vincula a romerías religiosas (Gaita Rociera). Todas las flautas de la franja Occidental y Canarias son muy rústicas, poco evolucionadas musicalmente por su carácter pastoril, y presentan unas características básicamente similares, variando detalles como los materiales utilizados, la longitud, el grosor, el tipo y tamaño de tamboril acompañante y el modo de ejecución.  

 

 

Índice de Contenidos   Continuar

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA FLAUTA MARAGATA   (Chifla leonesa)

 

Después de esta introducción al mundo de las flautas pastoriles o de tres agujeros, vamos a centrarnos en la flauta maragata, que tomaremos como modelo representativo de las flautas de tres agujeros utilizadas en la provincia de León. Puesto que todos los modelos de la provincia responden prácticamente a una misma tipología, podemos utilizar también para ellos la denominación de "chifla leonesa". Si bien se supone que este instrumento se extendía por toda la provincia, en muchas zonas ha sido desplazado por otros más evolucionados, como la dulzaina, la gaita de fole o el acordeón, de manera que las zonas geográficas que conservan con mayor fuerza esta flauta son fundamentalmente la Maragatería (Maragatos) y el Bierzo, así como lugares más o menos próximos a ellos, como la Cabrera, la Valduerna y el Órbigo, y en general, las zonas no muy alejadas de los Montes de León, como el Teleno y los Aquilianos.  

En la provincia de León esta flauta ha recibido nombres muy variados, y no es fácil asignarle una denominación válida para toda su área de distribución. Predomina en Maragatería el nombre de flauta (a veces frauta); y también se utiliza a menudo el término chifla (o chifra), que es el más usual en El Bierzo). Sin embargo, existe bastante ambigüedad en la terminología y cierta confusión con la dulzaina. Así, la palabra chifla se relaciona con la acción de chiflar, esto es, silbar, y se ha utilizado tanto para describir a la flauta de tres agujeros (chifla de tres furacos) como para la dulzaina de llaves, para los instrumentos infantiles de caña o de paja de centeno o para las trompetillas de juguete que vendían las carameleras en las fiestas y romerías de antaño. Otras veces, la propia flauta recibía el nombre de dulzaina, con cierta razón, pues su sonido es mucho más dulce y fluido que las estridentes dulzainas de doble lengüeta. También se le llama a veces pito, o pito maragato, pero este nombre se solía reservar para las flautas de pequeño tamaño y sonido muy agudo, que a menudo se construían para los niños. Este término puede producir confusión con los verdaderos “pitos”, pequeñas castañuelas que se colocan en los pulgares; con los diversos tipos de silbatos, o con el pito castellano, de varios agujeros y generalmente con llaves, que en León no se utiliza. A diferencia de la cercana tierra salmantina, en León no se le suele llamar gaita, aunque en algunas partes de Zamora también se usa esta palabra. Es posible que en las zonas donde existían verdaderas gaitas de fole se reserve el nombre de gaita para ellas, evitando así la confusión, aunque esta teoría es discutible, ya que no se cumple en el caso que hemos citado de la dulzaina, que convive (o ha convivido) con la flauta en ciertas zonas, como el Órbigo y la Valdería, y sin embargo, su denominación también ha sido un tanto confusa.

A partir de aquí, para simplificar, denominaremos a la variante leonesa más común de la flauta de tres agujeros flauta maragata o chifla, en reconocimiento de que forma parte fundamental de la característica y marcada cultura tradicional del pueblo maragato, aunque teniendo siempre presente que no es exclusiva del mismo, sobre todo considerando su vigencia actual en El Bierzo, donde rivaliza en protagonismo con la gaita de fole.  En este sentido, se mantiene un criterio parecido al aplicado en Salamanca con la gaita charra.  

 

Chifla y Pito

La flauta para el tamboritero y el pito para aprender jugando

 

En cuanto al músico ejecutante de flauta y tamboril, también recibe diversas denominaciones según las zonas. En la mayor parte de la provincia de León se utiliza el nombre de tamboritero, lo que indica bien a las claras la importancia que tiene el tamboril como compañero de la flauta. La gran ventaja que tiene la flauta de tres agujeros es precisamente el hecho de que el mismo flautista pueda tocar a la vez el tamboril. Sin el tambor, tamborín o tamboril, probablemente hace siglos que no existiría la flauta de tres agujeros. Este término de tamboritero se prefiere al de tamborilero, más usual en Salamanca; y con pequeñas variantes (como tamboriteiro, tamburitero, y tamburiteiro), está registrado en diversas obras dialectológicas en la Maragatería, Astorga, Santibáñez de la Isla, Villacidayo y Toreno. También se dice así en la Valdería, la Cabrera, la Cepeda y el Bierzo. Existen documentos antiguos, como el registro de bautizos en Santiago Millas (Maragatería), donde se menciona al “tamburitero”. A pesar de esta preponderancia del término tamboritero, también en algunos lugares de la Maragatería convive con el de tamborilero o tamborileiro.  Por otra parte, la palabra tamboritero tampoco es exclusiva de León, puesto que también se ha usado en otras provincias, como Asturias, Cantabria, Segovia o Palencia, por ejemplo.  

 

 

 

TAMBORITEROS MARAGATOS ANTIGUOS

   

José Alonso, 1926

La primera de estas dos interesantes fotografías se cree que es de José Alonso, tamboritero del Val de San Lorenzo, hecha por la Escuela de Cerámica de Madrid en 1926. Hay quienes opinan, sin embargo, que se trata de "Faba", tamboritero de Santiagomillas. Uno de los detalles más curiosos es la marcada curvatura de la flauta que está tocando. Esta fotografía está publicada en el libro "Viajeros por León", de Concha Casado y otros autores, que editó La Crónica 16 de León.

En la segunda fotografía, de la misma época, una curiosa mezcla: una montañesa tocadora de pandero y un tamboritero maragato.

                                     

 

 

ALGUNOS TAMBORITEROS MARAGATOS

Luis Cordero

Maxi Arce

Pedro Alonso

Aquilino Pastor

Luis Cordero, de
Val de San Lorenzo

Maximiliano Arce, de Rabanal del Camino

Pedro Alonso, 
de Filiel

Aquilino Pastor, de Sta. Catalina de Somoza

       

Antonio Martínez, de
La Maluenga

Eduardo Pérez Vega,
de Viforcos

Belarmino "Reta", de
Argañoso

David Andrés Fernández, de Astorga

       

 

 

 

 

OTROS TAMBORITEROS LEONESES

Benito Alija, "El Rula"

Benito Alija, "Rula", de Huerga de Garaballes
(Ribera del Órbigo)

Pepe "El Solo", "El Candonguero", de Rabanal de Fuentes

Victoriano, "El Sapín",
de Molinaseca

José Marqués, de Noceda del Bierzo

       

Joaquín, el tamboritero de Llamas de Cabrera

 

 

Índice de Contenidos

 

 

Página anterior

Página siguiente

Página Anterior

Página Siguiente

www.000webhost.com